37 En el pasillo de atrás

por Anna Sotelo

Él disfruta escuchando sobre religión, también acerca de esoterismo y metafísica. Cuando se percata de que en algún lugar hablan del tema, el interés aguza su oído ávido y despliega una actitud pasiva, dejándolo relegado en el grupo de los simpatizantes iletrados.

Jamás ha leído un libro de teología ni teosofía. Nunca ha tocado una Biblia o un Corán.

En su búsqueda se le ha visto desandar en silencio, iluminando los pasillos.

Él no pregunta, no está en su naturaleza. Por respeto, nadie se ofrece para ayudarle.

Entonces, se le van las horas, con la cabeza volteada, revisando cada lomo, cada título y acariciando las aristas de los anaqueles… allá atrás, en la sección de Humorismo.