39 AlfredoTriff, “Miami es una tierra prometida y ha pasado a ser una tierra franca.”

Perfiles de Miami:

La primera vez que vi a Alfredo Triff fue junto a su mujer, Rossy Inguanzo, fue un domingo por la mañana recién instalado ya en la ciudad de  Coral Gables hacia el año 97. Hojeaban a vuelapluma la sección de arte contemporáneo en Barnes and Noble de Coral Gables.  Recuerdo que entre sus manos hubo un momento que sostuvo una edición de Francis Bacon,  que a principios de los noventa había muerto en Madrid. Hoy este profesor de universidad en UM y MDC, violinista y compositor musical, filósofo, ensayista,  crítico de arte,  gourmet y amante de la buena cocina, creador y fundador junto a su esposa de tumiamiblog -tiene en la foto de presentación uno de los retratos desfigurados que Bacon se hacía a sí mismo- nos habla de otra ardor creciente en su vida: nuestra ciudad.

 

Nagari. ¿Piensas que Miami como urbe tiene la potencia emergente como para poder ser una ciudad líder en el campo de la cultura y el arte en un futuro en EE.UU?

Alfredo Triff . Miami no es una ciudad histórica como Nueva York. Nueva York, con un pasado irlandés, holandés y de tradición burguesa, lleva la ciudad a un distintivo propio a lo largo de su historia. Miami es una ciudad de vacaciones con poco más de 100 años; una ciudad resort.  Después de la Segunda Guerra Mundial empieza el apogeo como lugar vacacional, y de retiro para la comunidad judía.  El entertainment se apodera en todo el litoral de Miami Beach vienen Frank Sinatra con su Rat Pack, Jackie Gleason. A partir de los 60 empieza la emigración cubana y en los 70 se incorporan otras de cariz latinoamericano como la nicaragüense, la colombiana, la brasileña, la haitiana, la marielita de los 80 otra vez de la Isla, la argentina en los noventa como consecuencia del corralito, la venezolana a raíz de la crisis de Chávez. Y tanto al norte como al sur, una emigración agrícola mexicana. Por descontando, nombrar la colonia afroamericana nativa, la bahamense de principios del XX  o la propia puertorriqueña en el barrio de Wynnwood. Pero esta urbe no tiene un núcleo central,  es como un…quilt

Nagaricomo un patchword.

Alfredo Triff. Miami es una tierra prometida y ha pasado a ser una tierra franca. Lo que conecta a la ciudad como un núcleo común son muchas superestructuras; son como pequeñas montañas. Por ejemplo, el arte une mucho a la ciudad, en cambio, la música aunque parezca una contradicción, menos…Voy a decirte porqué: hay muchas músicas en este espacio.                                                                                                                                                                                            

Nagari. Háblame precisamente de estas músicas, no sólo desde la investigación, sino ya como actor y explorador de este  relato. 

Alfredo Triff. Aquí hay festivales de música jamaiquina, nicaragüense, de jazz, clásica de ballet,…Uno de los festivales de música electrónica más importantes, El Winter Conference, con un repertorio de tecno que se difunde desde los almacenes, los raves, la música house. Pero en cambio, dentro de este mosaico el público acude según sus orígenes. Por ejemplo, si vas a Hoy como Ayer, es el público cubano quien mayormente acude. Si vas al festival de Coconut Grove, el  Goombay, es la comunidad afrocaribeña quien danza en la calle. Yo diría que hay una segmentación, a diferencia de Nueva York, que es más cosmopolita y donde se percibe más osmosis que aquí.

Nagari ¿Me das a entender que la estructura urbana de la ciudad no permite esta mezcla fluida entre las distintas culturas musicales que cohabitan?

Alfredo Triff. Exacto. La causa de que no exista el concepto de barrio en esta ciudad es por culpa del automóbil. Vamos de cubículo en cubículo para desplazarnos y llegar. No nos vemos en la calle. Es una ciudad muy extensa. Nueva York es una ciudad compacta. Pero fíjate que Miami ya no puede crecer más por los lados…sólo le queda hacerlo hacia arriba. En el futuro, cuando finalice los efectos de la burbuja inmobiliaria, vamos a ver más brickells, más coral ways, o más north miami avenues.

Nagari. Regresemos a la música afro caribeña que ocupa un lugar especial en nuestra metrópoli y que al cambio de siglo ha permitido la internacionalización de la ciudad con su difusión.

Alfredo Triff. Desde que Jerry Massucci en los setenta creó como productor el concepto de salsa, la música afro caribeña ha evolucionado indiscutiblemente a lo largo del último tercio de siglo y principios de éste. A partir de los años 90 la música cubana se abre al exterior con nuevos ritmos y sale de su estancamiento. A principios de siglo, se produce el fenómeno de la globalización y por tanto aparece lo sincrético de las distintas músicas. Un ejemplo de ello es el grupo Yerbabuena. Hay que hablar también del fenómeno de la cumbia colombiana que arrasa en el continente del sur,  incluso en la propia Argentina, y aterriza lleno de éxito en Miami en los 90. Entonces, este género, con el calipso, el reggae, la timba o la palabra que aporta el rap desde la música negra que ofrece la cultura del hip hop, toman el relevo. Más adelante se añade el reggaetón que nace en Puerto Rico pero que es en nuestra ciudad donde se afinca y entra en crisis a la misma vez. Todo y que es en Hialeah donde hoy se oye este género incluso más que en San Juan o Ponce. Pero para concluir este tema habría que decir que aún hoy,Miami, no ha logrado elevar su nivel en música propia, al nivel que lo ha hecho el arte en esta ciudad.

Nagari. Entonces abramos un nuevo tema. ¿Cuándo empieza en sí a considerarse la ciudad inicio y peregrinación en las artes visuales?

Alfredo Triff. Cuando yo empecé a cubrir en 1998 en el NewTimes la sección de arte, se iniciaba un movimiento de arte contemporáneo autóctono que empezaba a exponer sus obras en el Downtown. Eran muchachos salidos de la escuela de New World Arts School y también graduados de FIU. En aquella época, sólo Frederic Snitzer y Ambrosino, entre otros, recogían las propuestas de estos jóvenes artistas y el único gallery walk de la ciudad era el de Coral Gables. Previamente, Miami venía de la década de los 80 de una imagen entre maldita y bendita al mismo tiempo sobre los hechos de sobra conocidos que dieron a la ciudad la fama que tuvo Chicago en los años 20. La serie televisiva de Miami Vice es una prueba documental inspirada en lo sucedido. A partir de estos hechos y la venida del Mariel la ciudad se internacionaliza, independientemente del mensaje negativo que difunde. Yo me atrevería a decir que, en aquella época,  le añade un cierto glamour el crimen que aquí se sucedía día sí y día también.

Nagari. En el 2001, si bien fue fallida por los acontecimientos del 11S, se inaugura la feria de Basel. Entonces la ciudad…

Alfredo Triff. Miami da un giro radical en aquel momento. Después de once basels hemos llegado a más de veinte ferias y eventos de arte paralelos. Ferias como las de Diseño, del brazo de escuelas como la que existe en Design District para jóvenes promesas. Grandes coleccionistas que ubican sus obras aquí como los Rubell, Marguiles o Craig Robbins. Concentración de arquitectos internacionales para competir en obra realizada como la local Arquitectónica, Herzog y De Meuron,  Zara Hadid, César Pelli…Y podríamos poner como ejemplo de esta compilación el proyecto Acqua. Un nuevo concepto a la hora de percibir un barrio en pleno siglo XXI.

Nagari. Hablar del mundo del arte nos lleva necesariamente a citar nuestro particular Soho de los años sesenta en Nueva York, me refiero por supuesto al área de Wynnwood. Pero sería hipócrita si no pensara que el espíritu innovador de sus orígenes ha desfallecido al final de esta primera década. ¿Piensas tú lo mismo al respecto?

Alfredo Triff. Desde que Bernice Steinbaum, Locust Project, o Dorsch Gallery empezaron en esta área a finales del siglo pasado, Wynnwood pasa a ser un barrio de pequeños talleres y población mayoritariamente boricua, a lo que es hoy: un lugar de peregrinación sobre el mundo del arte local, nacional e internacional. Ir al gallery walk el segundo sábado de cada mes es exponerse a ser visto y contemplar el “espectáculo” del arte, que es tal como hoy se concibe este universo de la creación visual. El arte hoy es una excusa para la cultura. El arte se ha democratizado con la paradoja que esto implica con respecto a la calidad. Podríamos hablar incluso de un arte franquiciado. Y hoy nuestra ciudad está en este circuito en un barrio que ha aflorado la gentrificación por toda el área.

Nagari. Hace ahora aproximadamente ocho años que Tumiamiblog sale al aire a poblar un espacio en la red que sirve de trampolín para hablar de la metrópoli, de sus habitantes y de los temas e inquietudes que éstos planteen. Después de un tiempo espectacular de arranque, ¿qué función sigue aportando el blog a nuestra vida cotidiana aquí en Miami? 

Alfredo Triff. La dura realidad es que ser bloguero requiere un cierto idealismo, no por el dinero o la fama, sino por una causa cualquiera. Tuamiamiblog nació para ser un barrio, el barrio nuestro. Y llevar este barrio al mundo…y que supieran lo que aquí se cuece. En nuestro lema de principio había dos ideas base: la apertura libre pero respetuosa hacia el articulista,lector y opinador y la divulgación de la ciudad por el mundo. Al principio los temas eran principalmente Miami, pero también la realidad de Cuba. La temática fue variando y la naturaleza del blog se abrió para no ser monotemática. Hemos dado voz al movimiento gay y al feminismo, al evento cultural del momento, a la crítica de arte, al ensayo, a la lírica, a recordar las piezas que han marcado historia en la música y también a las nuevos talentos, al cine, a la denuncia política, a la arquitectura, al puro entretenimiento vano y divertido, al cómic, o incluso a la filosofía y al pensamiento. Hemos tenido buenas lecturas de fuera del país. Tumiami ha sido como una escuela para todos y abierto a todos. Hemos crecido con la ciudad y hemos dado a la ciudad lo que creo que se merecía. Tumiami es un blog progresista y hoy por hoy más ligado a la información actual como la primavera árabe, los movimientos como Occupy Wall Street, la crisis financiera, los recovecos que guarda la dictadura del “susodicho” pero sin olvidar los orígenes por lo cual fue creado.

Nagari. Concluyamos pues…¿ cómo te defines ante esta ciudad? 

Alfredo Triff..Yo vine de Nueva York acá; elegí esta ciudad para vivir aquí. Mi Miami es una tierra prometida y ha pasado a ser una tierra franca patria actual es Miami. Soy miamense y me siento como en mi casa. Te diré más , creo que con mis acciones ayudo a desarrollarla a la vez que lo hago conmigo mismo. Yo soy un militante, como tú, de Miami. Nosotros desde Tumiami y vosotros desde Nagari vamos navegando juntos en la misma dirección…Yo no sé si la historia “nos absolverá” pero indiscutiblemente, como otros más, seguro que nos cita aunque sea a pie de página… ja ja ja. E.R.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *